Nuevos y modernos consejos de seguridad para cuando salgas de vacaciones

La época estival (verano, para los de la ESO) es el periodo del año en que más robos en viviendas se registran. Concretamente, el mes de julio es el de más incidencia y la hora preferiría para los cacos es al finalizar el día. Por eso es importante en estos días extremar las precauciones. Pero a los ya tradicionales consejos de seguridad, como pedir a alguien que nos recoja el correo y que dé una vuelta en casa cada pocos días para que parezca que hay alguien, hay que tener en cuenta lo que las nuevas tecnologías nos pueden servir de ayuda pero también jugar en nuestra contra. Por eso os traemos en este artículo una serie de nuevos consejos de seguridad para irte de vacaciones tranquilo/a.

  1. En primer lugar, y aunque ya casi nos parece también un clásico, hay que tener mucho cuidado con hablar de más en nuestras redes sociales. Por descuido o desconocimiento, la privacidad de muchos perfiles personales suele ser baja y deja al descubierto mucha información de nuestro día a día. Por esta razón es aconsejable ser discreto y no difundir información e imágenes de nuestras vacaciones por lo menos hasta no haber regresado. Pero si eres de los que no puedes esperar pues al menos ten la precaución de revisar la política de privacidad de las redes que uses de modo que sólo tus amigos tengan acceso a la información que publicas.
  2. Que parezca que hay alguien en casa. Hace unos años bastaba con dejar alguna persiana subida o ropa tendida. Olvídate, eso ya pasó de moda. Las nuevas tecnologías nos permiten instalar temporizadores y enchufes inteligentes para encender algunas luces, la televisión u otros aparatos que den la sensación de movimiento dentro del hogar. Con los avances en domótica podemos incluso controlar esta mecánica a distancia desde nuestro dispositivo móvil para que los encendidos y apagados no sean a las mismas horas y de la sensación de estar programados.
  3. Facilítale tu teléfono móvil a algún vecino. Antiguamente localizar a alguien que estuviera de vacaciones era una completa odisea. En el pueblo de la abuela el único teléfono era el del bar y localizar a alguien en un hotel era cuando menos complicado. Las nuevas tecnologías han acabado con estas situaciones y hoy día quien no está localizado 24 horas al día es porque no quiere. Ante cualquier imprevisto, la inmediatez que nos proporcionan móviles y redes sociales juegan a nuestro favor.
  4. Deja a buen recaudo los objetos de más valor. Tener las joyas en un cajón o dinero en efectivo detrás del escritorio son cosas del siglo pasado y es ponérselo muy fácil a los ladrones. Hoy en día podemos encontrar en el mercado cajas fuertes con diversas tecnologías de modo que a un precio más que razonable dejemos nuestras más queridas pertenencias mucho más seguras.
  5. No dejes (por favor) nunca llaves escondidas en macetas o debajo del felpudo. Seguro que tienes algún familiar, vecino o conocido a quien dejarle un juego de llaves por si ocurre algo o tienen que regarte las macetas. Pero si no, también hay ya sistemas de regado automático bastante fiables y de coste moderado para que tus queridas amigas verdes sigan lustrosas a tu regreso.
  6. Baja el volumen del teléfono. Quizás eres de los románticos que sigue teniendo teléfono fijo en casa y si éste no para de sonar es una prueba evidente de que no hay nadie en casa. Cuando salgas desconéctalo, desvía las llamadas a tu móvil o baja el volumen para que no sea perceptible desde fuera. Igualmente, si cuentas con un servicio de contestador automático desconéctalo y por supuesto no dejes ningún mensaje genérico de que estarás fuera temporalmente.
  7.  Modifica o cancela las suscripciones a periódicos o revistas que puedas tener para que no te sigan llegando a casa en tu ausencia. Aquí, como en lo de vaciar el buzón, no hay modernidades que valgan. Es cierto que con el uso cada vez más extendido de internet y el correo electrónico este tipo de suscripciones son cada vez menos frecuentes pero no está de más minimizar riesgos y no dar pistas a los ladrones.
  8. Por último, y no nos cansaremos de repetírtelo, el mejor método disuasorio es siempre contar con un buen sistema de seguridad. Con los nuevos sistemas de domótica y videovigilancia que ponemos a tu disposición, no sólo harás que el caco se lo piense dos veces antes de intentar entrar en tu casa sino que podrás vigilar todo lo que sucede dentro estés donde estés e irte tranquilo con la seguridad de contar con una alarma 24 horas al día conectada a una central receptora permanentemente en contacto con la policía.

 

Dicho todo esto, sólo nos queda desearte unas muy buenas (y tranquilas) vacaciones y decirte que desde Tsp Segurma estamos tu disposición para resolver cualquier duda y hacerte un traje a medida en cuanto a seguridad para el hogar se refiere ¡Feliz verano!